jueves, 8 de enero de 2009

La mala hora

Por alguna extraña razón, casi incomprensible para mi limitada capacidad de intuición (mentira, soy una persona muy intuitiva, pero quedaba bien con el relato), me veo totalmente sola. No solo me veo, sino también me siento.
Cuando iba al colegio, me rodeaba constantemente con personas, cuando iba a la oficina después del colegio a trabajar, cuando iba a flamenco, y así pasaban los días, hasta llegar el viernes y sábado, donde al salir nocturnamente, me encontraba rodeada también por grandes números de personas reunidas, con las que podía entablar innumerables conversaciones.
El tiempo fue pasando, y hoy me encuentro escribiendo esto. Sola en mi casa. Mi mejor amiga, con la que comparto la vida desde los tres años, hoy en día tiene novio y muchos problemas familiares. Por supuesto que estoy feliz con su relación y no la molesto para nada porque la entiendo perfectamente. Pero la extraño bastante.
Mis grandes amigas, las que conocí hace mucho en el colegio, en este momento andarán por la vida, quizás en mi misma situación, pero nos vemos con suerte, una vez por semana. A ellas las extraño mas que a nada.
En fin, creo que lo único que hago desde el 2 de enero es ir al gimnasio, mirar vidrieras, ir a trabajar (donde socializo mucho, por suerte!!), y lo mismo día a día.
Extraño los días de plaza, y colegio. O al menos estar cansada y triste porque no tenía tiempo de nada.
Ahora que el tiempo casi me sobra, no encuentro algo productivo. Productivo para mi espíritu, porque actividades tengo todos los días, pero ninguna que me llene el vacío existencial...
(denme un premio a la exageración del año YA)


"ja ja ja ja ja"

ehhm... quizás sea hora de buscar lo que tanto temo.... un novio... oUCH

2 comentarios:

Jes dijo...

Ay Jime, Jime... así es la vida del recientemente egresado (?)
Después ves que a tus amigas no las extrañás TANTO como crees y te las arreglás para verlas un par de veces por semana (¿o será que te desacostumbrás a la cotidianeidad? jaja)
Lo importante es no perder el contacto, mucho menos por un par de pantalones, creeme que es la peor forma de perder a una amiga. Después, si hay interés, todo se acomoda, don't worry.

Besos

Luciano dijo...

Comparto bastante el sentimiento solitario. Paradojicamente, quizas esto te haga sentir mas acompañada ;)

Un beso!