jueves, 25 de febrero de 2010

Me hago pis

Les comento mi estado actual frente a la pecé: estoy conteniendo la orina en mi vejiga hace largo rato, pero como hace un poco de frescor, y estoy medio en bolivias para la temperatura que hay, decidí ir a desagotar luego de postear algo.
Claro, si quieren pensar que el marote no me funciona con normalidad, pueden hacerlo. No actualizaba esto desde hace un mes, y justo se me ocurre cuando la lucecita roja me avisa que hay meo en puerta.
Pero... ¿me vas a decir que nunca te dio fiaca ir hasta el baño? Daaaale...
A mi me pasa seguido. O cuando estás durmiendo y no das más de las ganas. Realmente es una sensación jorrible. Incluso hubo ocasiones en las que logré dormirme nuevamente evitando un inminente desagote.

Esto no me recuerda al tema principal del posteo de hoy, pero me parecía válido comenzar por explicar mi situación urinaria, que probablemente les esté sucediendo en este momento, y no quieran ir al tualet porque les carcomería el huesito dulce no terminar de leer todo lo escrito.

La cosa es así. Desde el día en que tomé conciencia de mi segundo nombre (que no diré a menos que indaguen mucho), me pregunto ¿por qué? ¿para qué? ¿había necesidad, padre? ¿tenías que permitirle al zángano de tu marido elegir el segundo nombre de tu hija, madre? ¿tiene utilidad este nombre?

Y así, miles de cuestiones que podría seguir enumerando, pero ya todos las sabemos, porque casi todos sufrimos la portación de segundo nombre.


(che, continúa mañana porque escribí mucho más y creo que mi vejiga está por explotar, así que me ahorro un mangazo de riñón a algún familiar y me dirijo al tualet.
Aparte, no hay peor cosa que deberle algo a alguien y que después te lo eche en cara en cada reunión en la que te lo cruzás. Pero ojo, te lo echa en cara "a modo de chiste". Giles. Si vas a ser solidario, después no me vengas con chistecitos. Igual ningún familiar me donó nada, pero por las dudas aviso ahora. "El que avisa... no es garca").

Joya, mañana copio y pego toda mi teoría sobre los fatídicos e inservibles segundos nombres, y nos reimos un rato.

Ay, los extrañaba tontines...

continuará...

9 comentarios:

Tararira dijo...

Te voy a decir algo a lo que no estás acostumbrada a escuchar seguramente...
"no sabés como te entiendo"

Ivan J. dijo...

que lindo es no tener segundo nombre!

a ver si empezas a escribir mas seguido

AEZ dijo...

Aviso que indago mucho. TENÉS que decir cuál es tu segundo nombre.

Christian Cibelli dijo...

Jajajajjaja me intriga demasiado saber como alguien reclamaria "sutilmente" un riñon, seria algo asi como, "eh, dale devolveme esa achurita que preste" (con una palmadita en el costado del cuerpo)

La Criatura dijo...

¿no era más facil ir, mear y volver a la pecé a escribir?

Jimena con jota dijo...

Yo cuando tengo mucho sueño hago lo posible por no levantarme.
Sabés que Chiche Gelblum dice que los que aguantamos mucho tenemos vejiga de costurera (de los tiempos de la explotación laboral) y por eso aguantamos.
Con lo del nombre yo también creo insignificantes los segundos nombres, mis hermanos tienen sólo uno pero a mi me mandaron María por mi bisabuela que muerió días antes, no me molesta y es re universal, hasta queda bien che. Pero si me hubieran puesto Jimena Saturnina seguramente me habría quejado.
besos

Monstruo dijo...

Yo quiero saber tu segundo nombre, el mio es Lucía, me llamo Fiorella Lucía

Fiorella lo uso siempre, menos en el trabajo, en el trabajo todos me llaman Lucía. Es raro pero original.

Ya es hora de poestear de nuevo ehh ya casi se te cumple un mes.-

SANTIAGO dijo...

yo de chico traté de dormirme para no ir al baño muchas veces. siempre me salió mal.
un día meé el tacho de la basura y otro lo meé a mi viejo en el pasillo cuando se interpuso entre mi ito y la pared.

JuanM dijo...

Si un post de blog está en tu lista de prioridades primero que ir al baño, entonces replanteate tus prioridades jajaja